La Cadena Ser Entrevista a Jesús, CEO de Espaciogeo

La Cadena Ser Entrevista a Jesús, CEO de Espaciogeo

El pasado Miércoles 5 de Diciembre, la Cadena Ser en su programa La Ventana, entrevistó a nuestro CEO de Espaciogeo, Jesús Fernández. Si quieres conocer un poco más nuestra actividad de alquiler de trasteros, almacenes y coworking, te invitamos a escucharla.

Transcripción de la entrevista a Jesús Fernández en La Ventana de la Cadena Ser

Roberto – Pues aviso a navegantes. Vamos a hablar de otras cosas con mejor… Iba a decir con más, almenos con mejor proyección de futuro. Porque Santiago, ¿tú eres de los que acumula muchos cacharros? Yo que sé… Desde libros, cajas viejas…

Santiago – No.

Roberto – Utensilios, CDs… ¿Tú no sueles acumular nada de eso?

Santiago – No, porque no tengo espacio. Si tuviera espacio igual sí.

Roberto – Ah amigo, Ah amigo…

Santiago – Pero no tengo espacio. Entonces hay que seleccionar.

Roberto – Bueno, pero en los últimos tiempos se ha puesto muy de moda eso de encontrar un espacio, aunque sea a varios kilómetros de nuestro lugar…

Santiago – Sí cierto, cierto.

Roberto – Bueno, o para aquellos que no tienen un espacio para trabajar, pero que no pueden permitirse una gran oficina. Bueno, pues dirán ustedes, ¿de qué cosas tan dispares, tan diferentes me están hablando? En Vigo, una empresa llamada Espaciogeo, una empresa que se creó en 2013, mira, en plena crisis, echó a andar un negocio que consistía precisamente en eso, en ofrecer un espacio para poder hacer todo eso, para unificar los dos conceptos: el de los trasteros alquilables y el del espacio, éste que conocemos como de Coworking. Su CEO es Jesús Fernández y es nuestro emprendedor de esta semana. Jesús Fernández. ¿Qué tal? Buenas tardes.

Jesús – Hola, ¿qué tal? Buenas tardes, Roberto. Buenas tardes Santiago.

Santiago – Hola, ¿qué tal?

Roberto – Al final estamos hablando de alquilar espacio. Lo que pasa que es la primera vez que se unifican esos conceptos, que parece que están… que son tan dispares, ¿no Jesús?

Jesús – Sí bueno, nosotros en 2013, pues decidimos acometer este proyecto. Habíamos traído un poquito los productos que había en el mercado. Esto es un sector americano, que viene de la época del 50 y era simplemente para guardar lo que estábamos diciendo: guardar trastos. De hecho, cuando llega aquí en la época, en la década del 80 a Europa, nace con una idea muy pasiva que simplemente es guardar, y cuando llega a España sale una traducción, tal vez inadecuada, y se llama “Alquiler de Trasteros”. Y la palabra no acompaña perfectamente lo que es el significado en sí mismo de lo que es el autoalmacenaje.
Nosotros en Galicia, cuando en plena crisis decidimos acometer este proyecto, nos dimos cuenta que a lo mejor podríamos sufrir un poco, puesto que en Galicia tenemos el concepto, digamos, de casa de la aldea, casa de pueblo. Las casas son grandes aquí y teníamos miedo a fracasar en este apartado.

Roberto – Eso es lo que te iba a decir, que empezar en el año -hemos subrayado- 2013 en plena crisis… Bueno, a lo mejor era esa oportunidad a la que muchas veces se apela para encontrar un negocio, ajustándolo a las necesidades de ese momento económico. Pero sobre todo hay en ese concepto que no sé si responde más a un cliché o qué, aunque exista esa Galicia sociológicamente rural, pues no quita tambien para que exista la la otra. Os debieron llamar o te debieron llamar a ti poco menos que loco, ¿no?

Jesús – Sí, la realidad que los primeros en llamármelo fueron mis, digamos, mis socios. Era el 2013, una época muy dura. Nosotros veníamos de distintos sectores, entre ellos el tecnológico, el de la informática, que mucho ha tenido en parte el éxito de esta actual empresa. Bueno, todo se salvaba, no había sistema financiero, todos los días salen impactos negativos de tiendas que cerraban… Pero efectivamente, esta empresa se ha desarrollado maravillosamente en el periodo, digamos de crisis, porque bueno, había un caldo de cultivo. ERES en las empresas, gente en el paro, gente que necesitaba emprender, personas que tenían que trasladarse a otros países para para buscar una nueva aventura de vida, personas que tienen que trasladarse de una vivienda más grande a una pequeña. Y, bueno, pues nosotros decidimos acometer este proyecto.

Roberto – Claro. Oye, y aquí cuánto se paga en función del espacio que queremos alquilar, tanto sea para una finalidad como para otra, para tener un rinconcito donde trabajar o para tener un almacén, un trastero… O cómo funciona Jesús.

Jesús – Bueno, pues depende mucho de las ciudades. Esto está muy vinculado al precio del suelo. Por lo tanto, no tiene que ver el precio, digamos de provincias, por decir de alguna forma, con un precio de una capital, como puede ser Barcelona o Madrid. Dentro de Madrid y Barcelona incluso no es lo mismo en el extrarradio que en el centro de la ciudad, pero bueno, se comercializa por metro cuadrado. Digamos que el box más pequeño podría ser, vamos a decir que es una cabina de teléfonos aproximadamente, en la cual cabrían los enseres de un piso, de un dormitorio… Sobre todo la ropa de temporada, los deportes, los esquís, los palos de golf, la piragua… Todos los recuerdos. Nosotros siempre nos gusta decir que lo que guardan las personas básicamente es lo que es importante. Guardan sus recuerdos, su historia, sus momentos importantes en la vida: el traje de la primera comunión, la primera casita de mi hija, mi primer peluche… Porque es nuestro curriculum, digamos en la vida.

Roberto – Claro, apela a nuestra vida. Vela los sentimientos. Bueno, además de esta parte sentimental. Santiago, ¿qué te parece el proyecto?

Santiago – Bueno, a ver, yo estoy de acuerdo con Jesús en que la traducción que se dice en España no fue demasiado afortunada, pero totalmente de acuerdo Jesús. En cualquier caso, a ver, hay una cosa que es totalmente cierta. El espacio cada vez es un bien más escaso. Ese espacio lo puedes usar para lo que quieras. Lo puedes usar para recuerdos, para poner material de trabajo, para lo que quieras. Lo puedes usar, pero el espacio es cada vez más escaso. Es un bien cada vez más escaso y, en consecuencia, más caro. Yo conozco una pequeña empresa también que se dedica a esto parecido en Andorra, concretamente, y les va de maravilla. Es decir… Osea seguro, segurísimo Jesús que esto os va bien porque es un tiro hecho. Es un disparate de hecho.

Jesús – Sí, es verdad que estamos muy satisfechos. Estamos muy contentos. Cabe decir, que efectivamente, nosotros, en esta época de crisis, no lo sabíamos muy bien. Tenemos aproximadamente el cincuenta por ciento de clientes particulares, el cincuenta por ciento empresas, pero digamos que la gran revolución que hemos hecho un poquito por la cual nos han concedido un premio… Todo esto nos resulta curioso, porque nos han dado el premio al Mejor Centro Europeo en un certamen que se ha celebrado hace pocas semanas en París, en la cual concursaban empresas que cotizan en Bolsa, 3.200 empresas de almacenaje que hay en Europa, ante monstruos mundiales y, sobre todo, los americanos que tienen 54.200 centros como el nuestro. La delegación japonesa con 9.000 centros… Pues más o menos nos viene a decir qué pintábamos nosotros ahí. Pues la realidad es que una empresa gallega ha podido aportar algo, no sé, un toque… Se había quedado poco obsoleto. Es la la gran Revolución…

Roberto – Claro, y os habéis hecho vuestro sitio. Nunca mejor dicho. Espaciogeo. Hemos hablado con su CEO. Ha sido nuestro emprendedor de esta tarde con Jesús Fernández. Jesús Enhorabuena, muchísimas gracias.

Santiago – Que os vaya muy bien.

Jesús – Muchísimas. Gracias. Muchísimas Gracias a vosotros. Un abrazo.

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados.