Cambio de Horario – 25 de Marzo

Cambio de Horario – 25 de Marzo

Este 25 de Marzo toca el cambio al horario de Verano. En la madrugada del sábado al domingo habrá que adelantar los relojes una hora. De manera que a las dos de la madrugada serán las tres.

 

        Adelantaremos los relojes una hora para aprovechar mejor la luz solar por las tardes, esta práctica se lleva a cabo todos los últimos  domingos del mes de marzo y cuyos antecedentes más lejanos se remontan al Imperio Romano.  A partir de ese día, coincidiendo aproximadamente con la primavera astronómica, amanecerá y anochecerá más tarde. Este horario se mantendrá hasta el último domingo de Octubre.

El cambio de hora permitirá reducir, según los expertos, un 5% el consumo eléctrico en iluminación, equivalente a 300 millones de euros.

Esta medida, cuenta con defensores y detractores. Comenzó a extenderse a partir de 1974, debido a la primera crisis del petróleo. Sus detractores opinan que esta medida genera efectos perjudiciales para la salud, ligados a la secreción de melatonina, una proteína que regula el sueño. Según los expertos las consecuencias, de este cambio, son transitorias y leves en la población sana y nuestro organismo solo necesitará tres o cuatro días para adaptarse al nuevo horario, aunque si bien es cierto que algunas estadísticas indican un discreto aumento de la accidentalidad los días posteriores a un cambio horario.

Como ahora la mayoría de los dispositivos son digitales, sólo nos tocará mover algunos botones y manecillas de reloj, pero cada vez son menos. Ya casi todos lo hacen automáticamente.

De modo que este fin de semana dormiremos una hora menos! 🙁 Y para atenuar los efectos adversos de este cambio horario  os dejamos unos consejos:

  • El primero de los consejos es levantarse antes el domingo, es decir, no despertarse una hora más tarde de lo normal por el nuevo horario. Estableciendo unos hábitos en los horarios lograremos equilibrar la rutina.
  • Se recomienda mantener el mismo horario en la cenas.
  • Hay alimentos que nos pueden ayudar a la adaptación horaria. Como comer legumbres, frutos secos, avena y productos ricos en vitamina C, como naranjas o fresas. De esta manera ayudamos al organismo a adaptarse mejor al cambio. También es importante ingerir por la tarde frutos ricos en magnesio (plátanos, nueces o avellanas) porque actúan como relajantes musculares y preparan el cuerpo para el momento de irse a dormir. También nos puede ayudar tomar infusiones naturales.
  • Las personas que trabajan de noche, suelen ser los más afectados por este cambio horario. Es importante saber manejar la luz. Los trabajadores que están en el turno de noche, para evitar problemas, deben exponerse a la mayor cantidad de luz cuando están en su jornada para simular la luz del día, y cuando salgan del trabajo, deben utilizar gafas de sol densas para simular la noche y preparar su domicilio lo más oscuro posible.
  • Prepararse con antelación para el cambio horario. Unos 4 días antes. Como levantarse 15 minutos antes.

Aunque no debemos obsesionarnos con leves trastornos que pueden producirse en estos primeros días 🙂

 

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados.